Una boda en el campo

Aún recuerdo cuando Gustavo ( artífice de las fotos de este boda, y al cual tengo un cariño especial, ya os contaré nuestra historia en otro capítulo ) subió la primera foto de Lourdes de la cual me enamoré tan rápido como lo que tardé en escribirle “quiero compartir fotos suyas”.

“La verdad no sé muy bien por donde empezar…tal vez con como nos conocimos que fue en el corte inglés de Jaén o quizás el primer beso que fue en el paseo de Linarejos de ahí en dibujo de los zapatos de novia o podría ser con como me pidió matrimonio… que fue en Gruyere en un camino nevado, yo echando fotos y cuando me giro… HABÍA HINCADO RODILLA pero lo importante fue que desde ese momento decidimos que iba a ser una cosa íntima ,queríamos solo a la gente que nos quería cerca y que todo el mundo fuera participe. “

“La odisea del vestido,soy de Linares pero vivo en Sevilla desde hace 5 años, así que pensé, aquí en Sevilla con toda la variedad que hay…seguro encuentro vestido…Yo me veía bien con todos la verdad…pero con ninguno era yo así que decidí hacérmelo porque tenia una idea muy clara de lo que quería.El vestido tenía que ser de manga larga que me parece elegantisimo y sencillo y que encajara en el entorno y creo que lo conseguí.”


“Los botones los compré en una mercería de toda la vida del barrio de los remedios, iba buscado verde agua para que encajarse con el color de los zapatos y allí rebuscando encontré un botecito con ese espectáculo de botones que me costaron 16pesetas, sí habéis leído bien los botones llevaban ahí sin venderse desde que existían las pesetas y… menos mal porque sino no hubieran sido para mi. “

“Los zapatos fueron una obra de arte de Marian loveshoes, encantadora de principio a fin. Yo tenía claro lo que quería en un zapato las minas de mi Linares, rodeadas de lo más característico de Jaén sus olivos. Y en el otro zapato un poco de historia con Paco, el paseo de Linarejos donde yo vivo y donde fue el primer beso y por el otro lado un campo nevado de Suiza donde fue el momento anillo. Los anillos nos los hicieron a nuestro gusto. El toque final lo hizo mi padre cortando, puliendo y barnizado el trocito de madera donde estarían ese día.”


“Marian plasmó justo lo que quería y me compraría mil más de sus zapatos. “

”El ramo muy de campo como iba todo en general, escogí LucíaBe porque todo era un poco como lo que crea “hecho en el campo con amor” y porque eran preservadas y.. Aquí siguen, en casa decorando una jarra vintage de mi abuela.”

“El tocado era de Mdepaulet que maravilla lo que me llegó a casa. También buscaba algo que cuadrar a con todo lo antes mencionado y ahí por Instagram apareció una publicación que me enamoró de ellas, dos hermanas con unas manos que hacen magia. Les mandé una foto de lo botones que había comprado para mi vestido y de los pendientes que llevaría y crearon una tiara preciosaa. Un regalo inesperado de mis mi primas Raquel, M Espe y mi amiga Ana.”


“Me maquilló mi amiga del colegio Ana. N
os conocimos en el colegio y nuestros caminos se separaron al llegar a la universidad pero nunca hemos dejado de saber la una de la otra. Ha luchado por lo que realmente le llena que es que la persona se mire al espejo y se quiera más a sí misma. Así que no me quedó más remedio que ponerme en su manos y a la vista está que el resultado.”

“Mi prima Raquel fue la encargada de domar mi melena. No hizo falta pedirle que me peinara, ella misma se ofreció. Yo no hice ninguna prueba de peinado Mi prima vive en Mallorca y no había opción así que confiábamos tanto la una en la otra que…El Peinado de la boda era tanto lo que ella me había descrito que iba hacer como lo que yo Le había dicho que quería .”

”Los pendientes eran los que llevaba mi madre y mi hermana en su boda. Los hermanos es un regalo que te hacen los padres para toda la vida. A pesar de vivir separadas eso no le impidió coger un ave cuando hiciera falta solo para bajar ver la prueba del vestido y volver. Por eso y por lo que sé que hará en el futuro le adelanto las gracias.

“También he decir que la manga larga es un body que en principio me quitaría para la barra libre y sorprendería y que finalmente el que sorprendió fue el aire fresco del campo y me vino de lujo. “

”Y… El día de la boda fue maravilloso, como se puede comprobar en las fotos estabamos radiantes porque fue justo lo que esperábamos, una cosa íntima. Invitamos a 170 personas, de las cuales vinieron 160 no falló casi nadie porque eran los de verdad, los querían y los que tenían que estar ahí. Empezamos a las 7 de la tarde y terminamos a las 6 de la madrugada y justo cuando cortamos la música, comenzó a llover. “

“Mi amiga de toda la vida que es juez ofició la ceremonia y nos casó.Nunca imaginé que amigos y familiares tuvieran tantas palabras buenas para nosotros. Y gracias y más gracias a todos los que se rompieron la cabeza en sacar nuestras mejores virtudes ese día.”

La maravilla de fotos fueron a cargo de Gustavo Pozo.

“Se nos ocurrió hacerlo en una casa de campo que tienen mis padres, por aquel entonces la casa y el sitio en general estaba un poco asalvajado ya que habíamos dejado de ir por circunstancias de la vida y bueno, aquella idea sirvió para que nos juntasemos casi cada fin de semana desde el mes de octubre e ir avanzando poco a poco. Todo fue gracias sobre todo a nuestros padres y también a algún amigo que nos ayudaron a que todo quedara de 10.”



“La decoración la pusimos nosotros en su gran mayoría. Yo era la cabeza pensante y mi padre y el de Paco los pobres hacían. La estructura de la cena la hicimos nosotros, las alfombras que pusimos debajo de las mesas las compramos por wallapop. Los bancos de la ceremonia y los muebles eran de mi casa. Las carretillas de las cervezas las habíamos usado los meses antes de la boda en tareas de limpieza jaja. Los botellines de las mesas con velas nos los habíamos bebido arreglando el sitio.”

“Compré tres ramos para mis mejores amigas de siempre y otras que me he tenido la suerte de encontrar y que estoy deseando que se casen para devolverles todo lo que me dieron antes, durante y después de la boda. Los ramos eran de paniculata de colores, cada uno del color que nos identifica. Tenemos una pulsera de amigas que nos regalamos al cumplir los 30 con una piedrecita de un color y de ese mismo fueron sus ramos.”

“Gracias a la hermana de Paco pudimos disfrutar de un grupo de música de los 90 en directo ,nos conoce de sobra y sabe lo que nos gustan los concierto y festivales.”

“Fue todo muy familiar y creo que nada podía haber salido mejor, sin nuestras familias no hubiéramos conseguido hacer la boda que imaginamos el 31 de diciembre del 2017 en un monte nevado de Suiza.”

“Esta es la parte maravillosa de la historia del día de mi boda, mi abuela Esperanza “

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.