Mi gran 25 de mayo

A ti Candela , gracias por dejarme compartir tu gran día y esperar paciente .

Nunca imaginé que el día 19 de diciembre de 2017 me pediría la mano, un día en el que yo solo pensaba en irme a casa porque estaba cansada y deseaba recogerme para ir a trabajar al día siguiente. Llevábamos juntos 9 años en ese momento ese mismo día. Sucedió todo viéndolo con sus ojos mi magnífica catedral de Sevilla ya que puso una pancarta de 3 metros ¿Quieres casarte conmigo? Y rodeado con velas formando un corazón, se agachó y me pidió matrimonio, no me lo podía creer solo pensaba en cómo se lo voy a decir a mis padres, pero ellos ya lo sabían todo.

Siempre soñé con casarme lo que nunca pensé es tan temprano pues con tan solo 25 años ya estaba entrando por el altar un día 25 de mayo de 2019, y recordarlo como el mejor día de mi vida.

Llegó el sábado por la mañana, el mejor sábado de mi vida no pensaba que todo pasaba tan rápido que todo sucedía y que todo se esfumaba como el humo de una manera veloz el tiempo corría y yo más nervios tenía, hasta que me llegó un ramo de mi ya MARIDO que ponía “para el amor de mi vida gracias por regalarme una vida a tu lado, te quiero, te amo y te adoro cochinita mía”.

De mi peinado se encargó una gran profesional y amiga que siempre me ha acompañado en los días más especiales de mi vida, peluquera y maquilladora Mónica Martinez que tiene unas manos de oro.

Uno de mis tesoros fue la tiara que la elaboré con ayuda de mi suegra, mi compañera, mi amiga. Es cierto que el novio si la vio pero siempre jugué al despiste. Fue un gran orgullo que mi suegra me dejase lucir sus joyas para un día tan importante para su hijo y para mí.

Para el vestido fui la chica más indecisa del mundo, llevé meses y meses para dar con el clavo perfecto, ya tenía a mi madre desesperada porque veía que no me gustaba ninguna persona, ningún vestido y fui a Antonio García que fue el diseñador de mi vestido, fue amor a primera vista, era la novia más pequeña que había vestido y estaba entusiasmada porque sabía que me iba a dejar como una princesa.

Mi ramo de Novia fue un regalo de mi prima, realizado por Jesus de la galería, todo un acierto. Las flores elegidas fueron en tonos rosas bebé tipo salvaje ya que me gustaba el llevar un poco de campo en mí.

Decidimos dar el SI QUIERO, delante de la virgen del Rocío, ya que para mí es muy importante el Salvador porque hago el camino con mi hermandad del Rocío de Sevilla, y para mi pareja porque ha sido hermano de la hermandad del Amor y por personas muy especiales que se encuentran en las criptas del Salvador.

Llevábamos los pajes más bonitos de todo el mundo, mis queridísimos sobrinos hijos del hermano y primo de mi pareja, Beltrán, Nicolás, Patricio y Alberto.

Al entrar en la iglesia solo tenía nervios después de llegar con  20 minutos de retraso, pusieron la música los niños de la escolanía de los palacios. Mi padre no podía ser otro me llevó por ese paseo hasta el altar más bonito de mi vida. Justo antes de encontrarme con el que estaba a punto de ser mi marido, miré para el frente y pensé que afortunada soy que todo el mundo importante y que queremos nos está acompañando en este día, para escucharnos decir el Si quiero a dos niños enamorados.

Nuestros anillos fueron regalo de una amiga de mi madre, algo que siempre llevaríamos con nosotros.
Hicimos el rito de la velación, fue un momento muy sentimental, la mantilla con la que fuimos velados es la de mi madre, un detalle muy importante en mi boda.

Tras la ceremonia, salimos a la puerta y solo se escuchaban gritos de alegría de nuestros familiares y amigos, fue uno de los momentos mas emotivos que viví saliendo por la puerta y despidiéndonos antes de subirnos al coche para ir a celebrar el momento.

La fiesta continuó en la Hacienda Majaloba (Sevilla). Los recibimos a todos los invitados en una parte de la hacienda con un bodegón ya que en la parte del aperitivo teníamos nuestra sorpresa más preciada unos cubanos que nos hicieron bailar y reir a carcajadas hasta el momento de la cena. Nadie se quería ir con el arte del grupo Son de Cuba que describió a la perfección nuestra alegría y ganas de vivir.

Del reportaje se encargó Víctor López y de las fotografías Couchephotos un profesional al que estaremos toda la vida agradecidos y enamorados de su trabajo, sabíamos que no nos equivocaríamos.

Pedimos que nos hiciesen 4 réplicas de mi ramo para regalárselos a cada una de las personas de nuestra familia que no se habían casado, mi prima Iciar, la novia de mi primo José, mi cuñada Blanca  y mi cuñada Alejandra.

Uno de los momentos que no puedo olvidar es a mi prima Paula y mi tío Manolo dos personas que se encargaron de hacer un momento único en la cena dando unas palabras y cantándonos varias canciones para nosotros dos.

La música empezó a sonar y empezamos mi padre y yo con el baile, cosa que habíamos ido a practicar una hora una semana antes los 6 (mis suegros, mis padres y nosotros dos ) un día para repetir. Después del llegado baile abrimos el momento copas y a bailar todo el mundo con una persona que hizo que no nos olvidásemos de la fiesta tan divertida Roberto Osorno y luego siguió Juan Rojas DJ.

Volver a ese día volvería todos los días de mi vida, fue un día inolvidable con mis padres desde que me levanté, un día inmejorable al compartir el momento más bonito de mi vida al lado de las dos personas más importantes que son los que me han dado la oportunidad de cumplir todo un sueño.

Un comentario de “Mi gran 25 de mayo

  1. Carmen Marin Terceño dice:

    Hola me ha encantado tu reportaje ya que fue un gran dia para nosotros y para nuestra unica Hija
    la verdad que si fue todo especial y maravilloso ,una pareja que tan jovenes lo prepararon todo ellos con muchisimo gustos y grandes detalles que compartieron con todos sus invitados .No pareciamos dos familias
    eramos una sola familia llena de ilusion y de felicidad
    Gracias por escogerlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *