El ramo de la seño Ana .

Conocí a Ana a través de “leilolá “. Detrás de este nombre se encuentra su amor por la decoración de eventos. Desde ese momento empezamos a compartir confidencias e ideas. He seguido de cerca la preparación de su día B, y ella ha sido siempre muy generosa con cada foto o participación que le he pedido para “mis locuras”.

“Casarnos siempre entró en nuestros planes, pero no fue hasta septiembre de 2018 cuando me lo pidió. Octubre sería nuestro mes. Es un mes muy significativo para nosotros, ya que tanto mis padres como los suyos se casaron en octubre, y además, cumplimos años los dos. “

“Mi vestido lo diseñó Ana Cherubina. Toda la tela estaba bordada con flores preciosas que con mucho mimo elegimos Ana y yo. En la espalda, flores bordadas a mano y en color daban un toque súper especial al vestido. “

“Ciento cincuenta pequeños botones recorrían la espalda hasta llegar al final de la cola.”

“Siempre quise ir velada, y que mi padre me colocara el velo, y mi futuro marido me lo levantase, me hacía especialmente ilusión.”

“El tocado también fue obra de Ana. Captó rápidamente mi esencia y plasmó los colores de mi boda en un tocado que envolvía mi coleta y me hacía sentir muy yo. “

“Los zapatos eran de Ana Polo. Me enamoraron en cuanto los vi, los toqué y me los puse por primera vez. El color perfecto para completar mi look de novia.”

“Mi ramo de novia esconde una preciosa historia. Valle, mi florista de siempre mezcló las flores que le pedí y quedó un ramo precioso. Tenía claro que quería eucalipto, pues estaría presente en toda la boda y era un olor que quería que me acompañara durante todo el día. El algodón, la protea y el astilbe completaban mi ramo. Cuando Valle me trajo esa mañana el ramo, y me contó que mis niños del cole se pusieron en contacto con ella para regalármelo, no pude contener las lagrimas y llorar de emoción. Llevaba una chapita colgada y grabada con una frase preciosa que me encogió el corazón.”

“Las invitaciones fueron totalmente hechas a mano por Leilolá. El sobre forrado tenía unas flores dibujadas y coloreadas con ceras por mí, haciendo un guiño a mis niños del cole, ya que me dedico a la enseñanza. Nadie sabía que esas flores tenían un gran significado para mí, pues eran las flores que mi vestido de novia llevaría bordadas.”

“Él llevaba chaqué, chaleco y corbata color azul de Manuel Infante, y unos gemelos de oro que eran de su abuelo, y que guardaba con especial cariño para poder disfrutarlos este día.”

“Decidí ir a la Iglesia en mi coche, un New Beetle color crema, que decoramos con eucalipto y paniculata. Somos de Medina Sidonia, un precioso pueblo de Cádiz, y nos casamos en una Iglesia preciosa que se llama Santa María la Mayor la Coronada.”




“Los niños de arras fueron en un seat 600 de color rojo que pertenecía a mi suegro. “
“Iban preciosos, con vestidos y conjuntos diseñados por Paqui, mi costurera de siempre, alpargatas de Problue, y coronas de hortensias preservadas de Pazycruztocados.”

“Mi hermana y yo somos dos enamoradas de las bodas, y organizamos y decoramos bodas bajo el nombre de Leilolá. Organizar la mía era un sueño hecho realidad. Siempre quisimos una boda con colores de otoño, en el campo, rodeados de naturaleza y al aire libre, y encontramos el sitio perfecto en el Puerto de Santa María, los Jardines de la Cabaña.”

“En la celebración quisimos sorprender a los invitados con un rincón con fotos en las que salíamos con ellos. Además, para soportar el calor que hacía ese día, hicimos unos paipáis súper graciosos, con el dibujo del novio y la novia, dibujados por los peques de mi cole. Para regalar en mesa, decidimos dejarles una tarjeta y una nariz solidaria.”

” Contamos con SweetStudio y SomosKirigami para fotografiar y grabar todos los momentos.”

“Para abrir el baile, elegimos la canción “Somehing stupid” de Robbie Williams y Nikole Kidman. Justo después, el grupo de pop rock Superagente86 tocó para hacernos disfrutar hasta que se hizo de noche. “

“En un momento de la noche, Jose y yo cogimos el micro y cantamos la canción “No puedo vivir sin ti”, y justo en ese momento, dividí mi ramo en tres y le regalé un trozo a mi hermana y otro a mi madre. No se lo esperaban y fue un momento súper emotivo.”

“El baile siguió con la música de Ruben Gómez DJ, y lo pasamos tan bien que no queríamos que acabase.”

“Sin duda alguna, fue el mejor día de nuestras vidas.”


2 comentarios de “El ramo de la seño Ana .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.