Le mieux est à venir by Silvia y Jose

Toda historia comienza con un si, en nuestro caso el “si “con más casualidad del mundo. Septiembre del 2017 me acuerdo que estaba de viaje con unos amigos en NY y de repente recibí un privado de una chica llamada Silvia haciéndome una petición, unos simples M&M’s que no encontraba en España, ¿cómo negarme a ello ? Desde ese momento fué una conexión especial con ella. 2018 fue un año muy especial para las dos . Ella se casaba, y yo iba a ser mamá. Hemos vivido nuestras historias en paralelo. Mis ecografías, sus pruebas del vestido .. todo tipo de preparativos. Y os preguntaréis, ¿se conocen ya? Pues no, hemos compartido cosas importantísimas para nosotras como si nos conociésemos de toda la vida y nuestra mayor asignatura pendiente es conocernos.

Por ello también para mí es muy especial empezar mi aventura con el blog, siendo ella la protagonista de mi primera entrada.

“Si me preguntasen…. ¿Cómo recuerdo los preparativos? Uf.. con muchísima ilusión.. Soy de esas personas que les encanta sorprender, que disfrutan regalando, anfitriona en toda regla, detallista y cuidadosa hasta con el más mínimo detalle. Me encanta lo novedoso, lo diferente.. Con esto puedes imaginar la tormenta de ideas que inundaban mi cabeza gracias o “por culpa de” las redes sociales (y digo por culpa porque lo pasé mal cuando puse los pies en la tierra para clasificar qué si y qué no pondría/tendría mi día ¡todo era imposible! Jose y mis padres decían que si iba a ser una boda o una feria… jajaja no me entienden…)

Un año y medio para preparar todo me iba a saber a poco, es algo que me encanta, tener tiempo para planificar bien algo .Pienso que, como he dicho muchas veces, los momentos se viven 4 veces: al imaginarlos,  planearlos, al vivirlos y al recordarlos!

A día de hoy sigo creyéndome que tiene que llegar mi boda, han sido tantos los meses de preparar y tan pocas las horas de ese dia… que sin duda me quedo con todo ese año entero desde los preparativos, el compartir la ilusión, la pedida, las despedidas…. y por supuesto, el dia B, es un todo que ojala para nadie se resumiera a ese dia.

Ha sido un año en el que he descubierto mucho, de mi misma y de mi alrededor, gente que ha aparecido  y se ha quedado para siempre, gente de siempre que ha ‘desaparecido’, personas especiales que aun lo han sido más si cabe… He conocido AMIGAS maravillosas en este largo (para mi corto) camino.”


Me gusta cuando las novias tienen claro y definido su estilo , mi máximo lema el día que me casé era, no verme disfrazada en fotos años después cuando recordase aquel momento. Silvia me contaba que ya en otras ocasiones había dibujado sus propios vestidos. Recordaba como hace 9 años lo hizo con la boda de su hermana, recortes de revistas llenaban su casa en aquel momento. Y en esta ocasión no iba a ser menos. “Quiero pensar que hay una edad, que tengas pareja o no, a muchas mujeres le llega la curiosidad por los vestidos de novia ¿si me casara como me vería?. Visité a Paloma Cerezal, quien me cogió la idea al vuelo y plasmó rápidamente en pocas líneas el traje de mi sueño.” Un vestido sencillo pero cargado de detalles emocionales como una mantilla antigua de su abuela como cola del mismo.

Vestido confeccionado por Paloma Cerezal


“Los zapatos también los tenia claro, Tribute azules YSL enamorada desde niña de ellos, fue el regalazo de mi hermana. La joya que elegí fue un zafiro, es un anillo engarzado a una pulsera de oro blanco, ambas joyas de mi abuela a la que no conocí, y que en algunas ocasiones le veía puesto a mi madre. Lo engarzaron en la joyería Román Collado en Sevilla”.

“Empezaría describiendo mi Boda como casi cualquier otra mujer, un día único  irrepetible en el que ‘todo vale’ y estás en una autentica pompa…sin noción del tiempo, sin preocuparte por nada… y digo por nada. Quien me conoce se temía que estuviese pendiente de cada detalle, que sufriera si algo no salía bien, que atendiera demasiado a cada invitado sin disfrutar del momento… ¡hasta yo mismo lo dudaba! Pero la verdad, hice lo que quise y como lo quise.

El día B todo volvió a ser cosquillas, alegría e ilusión, recuerdo dar vueltas en la cama y a las 6 decir.. voy  a por una tila.. o dos!! Empecé a hacerle fotos a mi vestido ya colgado en el salón, a escribir a mis amigas, a los testigos… desayuné y.. sonó el timbre! Vino mi hermana con mi sobrina y ahijada Lucia quien, con sus 8 añitos no quería perderse ningún momento de un día tan especial para  “ su Tá”.

“Felicidad en estado puro era lo que transmitía desde que salí casada por la puerta de la iglesia.Y digo desde ese momento porque… mi padre padecía una hernia de disco que le dio la cara justo dos semanas antes de la B. Mis preparativos desde entonces ya no eran con la misma ilusión pues mi foco de preocupación estaba ahora en el bienestar de mi padre, el padrino, mi compañero hasta ahora de vida  y con quien iría del brazo al altar. Quizás por esto las ultimas semanas no estaba nerviosa como me creía o como intuyo puede ser lo normal.. estaba mas bien preocupada, ni siquiera sabia si podría venir. El momento de entrar en la Iglesia así como toda la ceremonia fue duro, mi padre vino como pudo. Fue duro de corazón, verle sufrir pero estando ahí por mí, “por la chica”.

“En la sesión de fotos que nos hicimos antes  de que llegasen los invitados, yo seguía muy preocupada pues mi padre tuvo que ausentarse. He de decir que agradezco al fotógrafo, videografo, mi hermana y cuñado que nos pusieran música y nos hicieran tanto reír, ahora si, EMPIEZA NUESTRO DIA no podemos estar así.

Cual fue nuestra sorpresa que al llegar con todos los invitados… ,¡estaban mi padre y mi  madre ! La emoción, euforia, tranquilidad, paz, alegría… Jose y yo nos miramos, sonreímos y …….sin palabras, todo fluyó .”

“Fueron tantos y tan buenos momentos ese día …me siento muy afortunada porque surgiera asi y por ahora tener la gran suerte de poder revivirlos gracias al mejor video, la película de mi boda.”

“Si me tengo que quedar con un momentazo fue nuestra entrada al convite con una canción de Hombres G que hicimos se levantaran todas las mesas y pegaran saltos con nosotros, repetiría ese momento cada día de bajón.”



“Mis sobrinos querían una mascota y les regalamos un conejito !! Solo por ver sus caras de felicidad… .- ¿para mi? Mereció mucho la pena. A mi hermana le pusimos mi primera canción del baile de la ‘guarde’, no dudó en levantarse a imitarme de pequeña y bailarlo conmigo.Otra sorpresa que no se creía , que el ramo fuera para ella!! .- ¿para mi? Si para ti! No podía ser menos que mi única  hermana, mi hermana mayor tuviera ese gran recuerdo de este día.”

También recuerdo, cuando ya en el postre estaba cada invitado por su lado, de pronto mi tio Laure  me coge y pide que entre con él al salón con una canción animada como habíamos entrado Jose y yo. Ni cortos ni perezosos así lo hicimos y una vez mas todos los invitados se vinieron a la puerta a saltar con nosotros y a volar por los aires al novio un rato, fue divertidisimo.

Podría estar horas describiendo momentazos… Jose se había preparado una canción para mi pero entre las copas, las horas y la presión… allí en alto con micro en la mano..¡se quedó en blanco! Fue muy gracioso (para el resto) y me reí un montón.”

“Moraleja: creo que nuestra abstracción en papá, nos evadió de esa mente controladora planificadora de que todo estuviera perfecto y bajo control. ¡nunca hay mal que por bien no venga! Y empezamos a sentir, que todas esas personas estaban ahí por nosotros, que nunca habría otro día en la vida que pudiéramos juntarlos a todos y que el motivo fuera felicidad y que, estábamos casados!!! Conviviríamos, viviríamos, compartiríamos… para toda la vida………… FELICIDAD.”

 

Ramo : Cártamo flores.

Fotógrafos : Parejo photos y Nanuk Studio.

Hacienda : Clarevot .

Música : La Tomasa y Dj Javi Salas.

Wp: Mirka eventos  ,para el photocall.

Vídeo: Instantea&tomaprimera

Wp: Un día por las nubes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *